Tuesday, September 02, 2014

El Eslabón Perdido







La Tesis de Doctorado es un trabajo académico inédito, resultado de un proceso de investigación individual sustentado en conocimientos y razonamientos teóricos obtenidos con métodos y técnicas con rigor y coherencia científicos.
Significa un aporte al conocimiento, como pueden ser la presentación de nuevas teorías, metodologías o herramientas, la contribución a el esclarecimiento de temas en debate, demostraciones y pruebas que cuestionan y/o modifican teorías existentes o temas con aportes propios al conocimiento establecido, entre otros.
Solo para darse una idea de lo que podría representar la tesis doctoral  desde el punto de vista académico recurro a esta analogía que leí en alguna parte o tal vez se la escuche a mi asesor de tesis. Es algo así como:  "Cuando hayas revisado toda la literatura , el problema de estudio y no puedas encontrar más ayuda de libros, artículos o profesores y aún quieras avanzar en la construcción del conocimiento, es cuando de verdad comienza tu tesis doctoral". Básicamente es cuando te sientas solo en la aventura académica que emprendiste. Esta entrada es solo un intento de compartir ese momento de soledad.
Hace rato cuando fantaseaba con la idea del doctorado y hacia una que otra averiguación al respecto, me preguntaba por que ese proceso es tan prolongado. Por eso no dejo de sentir algo inexplicable o tal vez incómodo cuando alguien me pregunta como va el  "diplomado", la  "especialización" ò "maestría" y lo peor el  "curso". Agreguemos una extra dosis cuando además les comento que mi tema doctoral es sobre los nuevos medios, en especial las redes sociales y sus usos significativos en Medicina, un campo nuevo e incipiente , donde abundan descripciones , observaciones y falta profundización. Precisamente de aquellas de tipo doctoral. A más de uno le gustarìa que hubiera invertido mi tiempo en algo más “formal” es posible.

  • El Camino del Doctorado: Para los que aun no lo tienen muy claro el nivel doctoral es el máximo escalafón de estudios que puede aspirar alguien que como en una carta que recibí una vez de la Universidad decía "Ha optado por la carrera académica". Muy rápidamente la idea es más o menos así: Un primer año para "calentar motores" y revisar literatura. El segundo año para completar la propuesta e investigación y establecer la importancia académica del tema , el nivel doctoral (Léase complejidad) y el aporte que se espera dar al mundo del conocimiento conocido más como el "grano de arena". El tercer año se dedica a el trabajo en sí, recogiendo y analizando datos y el cuarto  año a la redacción y sustentación de la tesis. Visto de otra forma el primer año es cuando te das cuenta de que no sabes lo que quieres estudiar con exactitud, el segundo es el de la duda y la limitación hasta que presentas la propuesta de investigación , el tercero el del polo a tierra y darse cuenta de que tienes que ser práctico para poder avanzar y el cuarto en el que te preguntas si tanto esfuerzo vale la pena. Me imagino que una vez presente la disertación doctoral todo habrá valido la pena.Otra de las características para disfrutar del doctorado es el estar "up to date" o en la punta del conocimiento en un área definida. En algún momento, además de todas las revisiones y trabajos que haces en los diferentes modulos, se hacen rotaciones de tiempo variable pero que pueden ser prolongadas, en otros reputados centros de conocimiento con el fin de para escuchar ideas y asesorías de primera mano y "darte a conocer" en el campo que has escogido para tu disertación para ir construyendo cierta autoridad. Acostumbrado al mundo abierto de la red, del conocimiento colectivo y el esfuerzo colaborativo , de el auto aprendizaje y las ideas innovativas me ha costado cierto trabajo convencer a algunas personas del valor académico de cierto tipo de eventos que hay en mi àrea del conocimiento.
  • Inspiraciones en la Red : Suelo seguir las actualizaciones en Twitter de George Siemens o Sthephen Downes y su teoría del conectivismo como un modelo de aprendizaje en la red. O a Pierre Levy y la inteligencia colectiva , o a Nicholas Christakis, James Fowler y la teoría del contagio social solo por mencionar algunos nombres, es difícil entender como el establecimiento se tarda años en darse cuenta de la utilidad y sentido común de algunas cosas. Poder desvirtualizar muchos de esos conocidos en la red como cuando pude asistir a eventos como Doctors 2.0 por 3 días y empaparme de las ideas de frontera de líderes mundiales en la Salud 2.0 como Rafael Grossmann y la utilidad de las gafas de Google para la educación médica , o Homero Rivas y su explicación de como viene adaptando la Universidad de Stanford la salud móvil en su currículum de salud o escuchar en directo a Bertalan Mesko que diseñó el primer curso universitario en social media y acaba de lanzar un libro sobre algunas tendencias que considera esenciales en el futuro de la Medicina . Elegí ese evento porque estaban muchos líderes del sector , escribí mis impresiones y conocí en persona a pioneros de reputadas universidades como yo estamos adelantados posiblemente definiendo un nuevo campo de estudio. Hay quienes piensan que estos tipos de eventos no son académicos. Aunque tienes esa sensación de que vas en el camino correcto, que tú o muy pocas personas pueden ver,  falta algo. No sabes que es pero lo sientes. Ese algo que te convierte en un solitario pensador de 24 horas sobre el destino de tu investigación. Esto me ha llevado de una manera a el asunto del "Eslabón Perdido" con el que bautice la entrada.
  • El Eslabón Perdido: Justo estando en estas me encontré hace dos semanas me encontré con una colega que ya es PhD , hablamos mucho durante un evento, le conté lo que les expreso en esta entrada y ella me contó su experiencia. “Te falta el eslabón perdido” , sentenció . Acto seguido me contó cómo lo encontró en un viaje a Barcelona , con un profesor y una forma diferente de abordar su tema y cuando realmente no lo esperaba. La semana pasada por azares del destino conocí de primera mano el trabajo de Raymond Dart , a través de su huella en los Institutos para el Logro del Desarrollo Humano (Ver foto) , fue quien descubrió precisamente el eslabón perdido. Puede leer parte de su trabajo y las críticas al mismo hasta que su descubrimiento prevaleció. Dos situaciones y una  coincidencia inspiradora.  No quiero decir con esto que mi trabajo sea algo del calibre del “eslabón perdido” pero sí es claro que no hay innovación o descubrimiento que no esté presidida de dudas hasta que encuentras lo que hace falta y  de una feroz, una veces directa y otras en forma velada, oposición del establecimiento.
Firma de Dart en los Institutos 

Esto me da fuerzas y ahora solo en este camino, entiendo mucho mejor por que ser un verdadero doctor se toma su tiempo. Les dejo abajo un video y entrevistas que resumen algunas de las ideas a las que se puede exponer alguien en una conferencia como Doctors 2.0. No hay duda de que en ese y otros muchos lugares se puede encontrar la inspiración necesaria cuando estas en la búsqueda de tu propio eslabón perdido. 
¿Cuál ha sido tu experiencia personal como investigador buscando tu eslabón?

Enlaces de Interes 
Entrevista a Rafael Grosmann por Doctors 2.0 Google Glass +Rafael Grossmann 
Interview Homero Rivas de Stanford  
Mis impresiones de Doctors 2.0 

Post a Comment